En Benín, uno de cada 3 niños esta siendo “traficado”, es decir vendido como mano de obra gratuita. Una parte de ellos se venden en otro países, perdiendo así, además de su niñez, su entorno, su lengua y su propia identidad.

En las sociedades más desarrolladas económicamente, cuando se habla de tráfico de niños/as es un tema que pone la piel de punta a casi todo el mundo. Y la gente reacciona diciendo, ¿pero cómo puedes hacer eso con tu hijo/a? Pero este fenómeno se da en muchas partes del planeta, y no de una forma tan minoritaria, y siempre con un denominador común, la pobreza y la exclusión social. Familias que no tienen los mínimos recursos para poder sobrevivir, donde la educación no es accesible a la mayoría, que se encuentran en una posición de debilidad…en ese entorno es donde un niño/a tiene más posibilidades de ser “traficado”.

Documental : No estoy en venta

Realización : Misiones Salesianas
Duración : 15 min.
Idioma : castellano

Sinopsis : Más de 1,2 millones de niños en todo el mundo son víctimas del tráfico infantil. Padres con deudas que venden a sus hijos, familias engañadas con promesas o niños de la calle que caen en estas redes… En Benín, un niño puede ser vendido por 30 euros.

Rachidi y Julius son dos ejemplos. Ambos fueron vendidos por sus familias para pagar deudas. Hoy han recuperado su autoestima y gritan al mundo: ‘no estoy en venta’

Anuncios