Violencia física, sexual, económica… En Benín, estas prácticas aún son consideradas como normales por muchos hombres, pero también por muchas mujeres.

La violencia de género, por desgracia, no entiende de países ni del color de la piel, se encuentra en todas las sociedades, a veces más escondida y en otras ocasiones más expuesta a la opinión pública. Todos debemos aportar nuestro grano de arena y el compromiso firme de luchar contra ella y erradicarla. El primer paso, empoderar a la mujer y hacerla consciente de sus derechos, sin dejar de lado el trabajo de educación con los hombres y pedir a los estados, que son los titulares de obligaciones, que velen para preservar sus sociedades limpias de esta lacra. En Benín, en el contexto de una cultura todavía muy machista la mujer vive esa violencia, en algunos casos, como un rol que le toca asumir.

La historia de esta menor, vendida por su padre para ser la esposa de un hombre violento, es una dentro de miles.
Realización : Claudia Amico
Duración : 5 minutos
Idioma : italiano

Anuncios